By José Quintero

La yegua de la noche

Como una primicia-como una novedad para el Planeta Buba v3.0, presento ante sus buenas mercedes la ilustración número 18 de la suite de Caronte: La yegua de la noche. Posiblemente se trate del dibujo para esta serie que me ha tomado menos tiempo elaborar (sin boceto previo y sólo con la imagen del centauro-caronte trotando sobre mi mente), con una paleta atípica para mis estándares cromáticos y con uno de los resultados más siniestros.

Había planeado -hace ya algunos ayeres- que la serie culminaría con el décimo Caronte, pero dado que las variantes sobre el tema no han dejado de surgir, decidí llevar la suite hasta los 20 cromos. O sea que sólo me faltan un par de ilustraciones más un par de versiones que no me han dejado muy satisfecho.

El final del viaje se acerca y me pregunto ¿al final del viaje está el horizonte? ¿al final del viaje partiremos de nuevo? ¿al final del viaje comienza un camino? (misterios del universo, justo estoy redactando este párrafo y suena en el menú aleatorio del iTunes Al final de este viaje de Silvio Rodríguez… misterios del universo).

By José Quintero

Esta es primera llamada, primera llamada…

Después de no se cuántos años de haber permanecido al aire con un sitio web técnicamente obsoleto y luego de un año de haberlo borrado por completo de la red; doy inicio a la construcción de esta tercera versión del Planeta Buba.

Una de las razones del retraso en el rediseño del sitio (quizás la más importante) fue la distancia abismal entre mis enormes expectativas en contraste con mis escasos conocimientos técnicos y la falta de pericia en el manejo del software más elemental. Tengo 3 o 4 carpetas con diseños del planetabuba v3.0 muy vistosos pero a los que no supe cómo articular en el formato y lenguaje adecuados. El resultado: una pérdida de tiempo y trabajo que sólo me produjo frustraciones y bloqueos creativos.

Quería, más que un sitio, un portal relativamente complejo en el cual pudiera concentrar  todas la imágenes, textos, audios, videos, tutoriales etc. que tengo dispersos en el disco duro o bien en mis cuentas en las distintas redes sociales. Ahí muere, comienzo este nuevo intento bajando de la nube en que andaba para reconocer mis limitaciones y comenzar la reconstrucción de este espacio a partir de una plantilla de WordPress, que a pesar de ser a prueba de pendejos me está costando bastante trabajo entender. De momento me doy por bien servido con un blog y un sencillo portafolio.

Así las cosas, apreciado cibernauta. Damos inicio a las hostilidades con este primer post y con la advertencia de que lo que se verá durante los próximos días, semanas y (quizás) meses, será más un mazacote de links e imágenes que una página web hecha y derecha.

1 7 8 9
Materiales para transformar la realidad
Actividades de mayo
La yegua de la noche
El tótem digital en ARCA
Esta es primera llamada, primera llamada…